Atentamente, tu corazón

Tonto.
Algo despistado.
A veces egoísta.
Con tendencia a amar.
Puedo doler
y latir más rápido que un rayo en el cielo.
Lo recuerdo todo,
aunque me gustaría olvidar mucho
y perdonar mucho más.
Hablo en silencio
y aprieto cuando añoro,
me falta sangre si lloro,
no soy perfecto
porque tengo la capacidad de odiar.
Controlo los recuerdos
y construyo los sueños.
A veces frío, a veces ardo.
Por las noches, te escucho
amargo, ferviente,
tentador, valiente…
A menudo loco,
pues de locuras vivo
y en tu pecho convivo.

Atentamente,
Tu corazón.

Deja un comentario

contador de visitas