CLAUDIA

C uenta la leyenda que una bella joven, l uego de haber enamorado al mundo, a blandó el corazón de la tierra, u ntó sobre el cielo su corazón noble, d espertó con su mirar cielos profundos, i nundó con sonrisas nuestra era y a bandonó en una poesía su nombre.

Rebeca

R omántica hasta los dientes, e sa joven soñadora vuela. B ulle en su corazón valiente e l bello latir de Venezuela. C ada día ama sonriente y a mando ella siempre es buena.

contador de visitas